Pastoral Juvenil

¿Qué es esta Pastoral?

DEfinición de nuestro ser y quehacer

Es la acción organizada de la iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje para que transformados en hombres nuevos e integrando su fe y su vida de manera social y cultural se conviertan en protagonistas de la civilización del amor con un sentido sinodal y colegial en nuestra comunidad.

Una de las tareas de la pastoral juvenil es tomar a los adolescentes en su proceso catequético para acompañarlos en su nueva etapa juvenil en el descubrimiento de la responsabilidad como un ser amado por Dios, llamado a la santidad como fermento en su vocación consagrada o laical, ayudándole a discernir en la toma de decisiones que determinaran gran parte de su vida futura.

 

Bondades y carencias de lo que se ha realizado

 

      • Se han realizado esfuerzos por presentar a los jóvenes diferentes alternativas de formación como un apoyo, no como una manera de sustituir su plan parroquial sino de ser un estímulo y apoyo en su formación, sin sustituir el papel fundamental del acompañamiento de su sacerdote, ya sea el párroco o el vicario, con la idea de trabajar de manera conjunta al menos por lo pronto, en el calendario regido por la liturgia con subsidios que la pastoral considera como necesarios para los diferentes grupos. Se han mantenido dichos eventos como ejes fuertes y bien consolidados en nuestro ambiente juvenil, que han propiciado el ingreso de nuevos miembros a los grupos juveniles. Contamos con sacerdotes entregados e interesados por los jóvenes, manifestado en la atención en la atención que se les brinda, siendo esta una de las principales causas del crecimiento y mantenimiento de los jóvenes en los grupos juveniles.
      • Nuestros jóvenes tienen sed de formarse y de participar en labores que manifiesten de manera palpable una transformación de la sociedad que la haga ser más coherente entre lo que se cree y lo que se vive. Piden temas y textos de formación con la intención de encontrar verdades solidas que los hagan caminar por caminos seguros, conscientes de que están invirtiendo sus vidas en tareas que de verdad valen la pena. 

Carencias: 

      • Son pocos los grupos juveniles que manifiestan un acompañamiento por parte de sus sacerdotes en todos los sentidos, espiritual, moral y económico, así como la no aprobación y acompañamiento en sus procesos.
      • Se solicitan herramientas de trabajo y se exigen espacios de formación de líderes que se brindan y no se aprovechan por ocupaciones en sus parroquias, decanatos o zonas.
      • Hay quienes no gustan de trabajar a nivel diocesano y prefieren hacer sus propios eventos como decanato o como zona, siendo que son eventos que motivan a los jóvenes de sus propios grupos a los que ellos mismos quieren asistir.

       

        Retos y necesidades

        • Sacar varias urgencias necesidades que han surgido de la evaluación diocesana sobre esta dimensión.
        • Fomentar la formación de los líderes de los grupos juveniles y de sus grupos en particular, ayudados por la estructura diocesana. La formación de un manual básico de formación de grupos juveniles.
        • Reforzar las estructuras diocesanas a nivel de pastoral juvenil e integrar a todos los grupos en los procesos de formación, no estandarizando a todos en un mismo esquema de trabajo, pero si en una línea común que atienda a la necesidad parroquial y diocesana.
        • Reforzar la comunicación entre la pastoral juvenil, vicarios episcopales y decanos, así como con sus respectivos delegados para una mejor motivación e integración de sus grupos juveniles en labores propias que se tengan aprovechando la estructura diocesana.

         

        Respuestas que dará la Comisión a estos retos

        Objetivo

        Promoveremos la participación organizada y responsable de los encargados, de motivar los trabajos juveniles en nuestra Diócesis de manera conjunta, sacerdotes y laicos, para poder brindar un acompañamiento adecuado y fructífero entre los jóvenes de nuestra Diócesis, buscando a los alejados con propuestas nuevas para su crecimiento personal.

        Metas

         

        1.- Una asamblea juvenil para concientizar y sondear cuales son los temas principales que piden nuestros jóvenes que no deben faltar en un manual de pastoral juvenil.

        2.- Calendarizar las reuniones mínimo de manera semestral, de los asesores de zona y decanato a nivel sacerdotal y laical de tal manera que se tengan las fechas con anterioridad y les permita organizar sus actividades para poder asistir y aprovechar las reuniones de la mejor manera.

        3.- Informar a los Vicarios Episcopales y de Decanato sobre los trabajos realizados a nivel diocesano, con la finalidad de motivar al presbiterio a su digno cargo en estas labores diocesanas en favor de nuestros jóvenes.

        Dimensiones

        La Familia

        Es la manera como la Iglesia acompaña y guía a las familias, en su camino de desarrollo y crecimiento, a fin de que puedan acercarse al modelo de familia que desde el principio ha querido el Creador, es la acción que realiza toda la Iglesia, como pueblo de Dios, para llevar a cabo una misión evangelizadora.

        Movimientos Apostólicos

        Nuesta tarea es cuidar que todos los movimientos trabajemos en comunión eclesial, evitando proselitismos, aislamientos o divisiones entre sí, para ser signo de salvación; y ayudar en la necesidades de la Arquidiócesis.

        Pastoral de la Vida

        El quehacer de esta dimensión se resume en tres puntos: Oración, formación y acción. Por la oración buscamos ser apóstoles de la oración y fomentar una cultura de oración por la vida. Por la formación buscamos formar agentes de pastoral formados en el magisterio de la vida y en la Bioética actual. Por la acción buscamos influenciar en la política, salud, marchas, etc… para crear una cultura de amor y de feas de la vida humana.

        Pastoral Juvenil

        Es la acción organizada de la iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje para que transformados en hombres nuevos e integrando su fe y su vida de manera social y cultural se conviertan en protagonistas de la civilización del amor con un sentido sinodal y colegial en nuestra comunidad.

        Pastoral de Adolescentes

        Es la acción organizada de la Iglesia a favor de todos los adolescentes presentes en la comunidad eclesial, que propicia mediante unas estructuras adecuadas que estos se sientan invitados a asumir los valores del Evangelio, a fin de que, con conciencia clara de ser discípulos – misioneros de Jesucristo, continúen su proceso de maduración en la fe en la Pastoral Juvenil y estén dispuestos a iniciar un proceso serio de discernimiento vocacional.

        La Comunidad la hacemos todos

        Puedes contar con todos y cada uno de nosotros para asesorarte en cualquiera que sea tus necesidades o en tu proyecto de vida espiritual.