Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión

¿Quiénes son los Ministros Extraordinarios?

Definición de nuestro ser y quehacer

El principio y origen de todo ministerio eclesial se funda en la experiencia que tenemos del Dios vivo, unida a la certeza de que nuestro servicio a los demás es un don que se nutre de la intervención gratuita y libre del Señor en nuestra vida. Así, un agente de pastoral se reconoce en la medida en que es creyente.

Nadie puede ser profeta si primero no es testigo del Dios vivo, si primero no pasa por la experiencia de Dios que lo habilita para ser portavoz de su misterio, de sus caminos, de sus intenciones.

El ser y quehacer de los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión (MESC), toma en consideración el itinerario pastoral realizado en esta Arquidiócesis, punto central desde el cual se aborda el proceso Evangelizador Pastoral de las parroquias, buscando la inclusión de este Ministerio Extraordinario de la Sagrada Comunión en una triple dimensión de auténtica formación de agentes, que conlleve y signifique un eficaz crecimiento en la vida de la fe de los destinatarios de esta formación.

 

Bondades y carencias de lo que se ha realizado

  • Durante el año se convoca mensualmente a coordinadores parroquiales de los MESC.
  • Se tiene el Curso Anual de Actualización para los MESC por Decanatos.
  • Se lleva a cabo la formación permanente en sus respectivas parroquias durante el ejercicio del servicio del MESC. La Formación gradual permanente comprende las áreas: bíblica, teológica, litúrgica, humana, espiritual y pastoral.

 

Carencias: 

  • Falta unificar la formación de los MESC en las Zonas Pastorales fuera de la Ciudad Episcopal.
  • Falta más presencia de los responsables del Decanato en la pastoral Litúrgica.
  • Falta apoyo por algunos Párrocos al proceso de Acompañamiento y al trabajo de esta Dimensión.
  • Falta favorecer en las comunidades parroquiales una formación integral que capacite al MESC desde su vida personal, su incorporación eclesial en la liturgia y en el servicio pastoral.
  • Falta ofrecer un acompañamiento espiritual parroquial a los MESC durante sus ciclos de formación.

.

Retos y necesidades

 

  • Es importante y recomendable que la duración en el ejercicio de un ministerio sea temporal, de uno a tres años, pudiendo ser renovado si se cree conveniente.
  • Es necesario determinar las condiciones humanas y cristianas que deben distinguir a los candidatos a los ministerios laicales, sus cualidades, capacidades, aptitudes y conductas que conformen su personalidad.

 

 

Respuestas que dará la Comisión a estos retos

 

Objetivo

 

Proporcionar un proceso de Evangelización, acompañamiento e Inserción Pastoral a los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión en la Formación Permanente, guiados por la espiritualidad, el saber y la acción pastoral, a fin de comprender el proceso personal y comunitario de la vida cristiana.

 

Metas

 

1.- Seguir impulsando a los Sacerdotes para un acompañamiento gradual y permanente en la formación de los MESC.

2.- Visitar las zonas Pastorales fuera de la Ciudad Episcopal para presentar y brindar información del trabajo que se está realizando. 

3.- Desarrollar el subsidio anual para la Formación de los MESC.

4.- Desarrollar  el plan de trabajo-actividades para todos  los coordinadores parroquiales de los MESC.

    Dimensiones

    Dimensión Diocesana de la Música

    Dignificar las celebraciones litúrgicas que conduzcan a una participación más activa de los fieles.

    Pastoral Litúrgica

    Es la Dimensión que promueve la vida Litúrgica. Haciendo que los sacramentos y la liturgia se realicen plena consciente y activamente.

    Parte fundamental de su quehacer es subsidiar a la Diócesis y Parroquias con material de Liturgia, la formación de la vida Litúrgica de los laicos, y el acompañar a equipos, diferentes agentes pertenecientes a nuestra dimensión con formación litúrgica.

    Ministros Extraordinarios

    El principio y origen de todo ministerio eclesial se funda en la experiencia que tenemos del Dios vivo, unida a la certeza de que nuestro servicio a los demás, es un don que se nutre de la intervención gratuita y libre del Señor en nuestra vida. Así, un agente de pastoral se reconoce en la medida en que es creyente.

    Nadie puede ser profeta si primero no es testigo del Dios vivo, si no pasa por la experiencia de Dios que lo habilita para ser portavoz de su misterio, de sus caminos, de sus intenciones.

    Santuarios y Piedad Popular

    La dimensión de Santuario y “Piedad Popular” atiende, promueve y acompaña las diversas actividades en los Santuario de la Diócesis, y las manifestaciones de Piedad Popular, así como evangelizar y purificar esta riqueza espiritual del pueblo de Dios.

    Santuarios con los que cuenta la Arquidiócesis de León:

     

    • Santuario del Monumento Votivo Nacional de Cristo Rey
    • Templo Expiatorio (León)
    • Parroquia de San Juan Bosco (León)
    • Parroquia de San Miguel Arcángel (san Felipe Guanajuato)
    • Santuario de Guadalupe (León)
    • Santuario de Ntra. Sra. De la Soledad (León)

    La Comunidad la hacemos todos

    Puedes contar con todos y cada uno de nosotros para asesorarte en cualquiera que sea tus necesidades o en tu proyecto de vida espiritual.