Movimientos Apostólicos

¿Qué es esta Pastoral?

Definición de nuestro ser y quehacer

 

Somos una Dimensión compuesta por todos los movimientos apostólicos y asociaciones, diseminados en todas las parroquias y rectorías de nuestra Arquidiócesis, coordinados por un sacerdote designado por nuestro Sr. Arzobispo,  y por una mesa directiva formada por personas electas de entre los mismos movimientos.

Nuesta tarea es cuidar que todos los movimientos trabajemos en comunión eclesial, evitando proselitismos, aislamientos o divisiones entre sí, para ser signo de salvación; y ayudar en la necesidades de la Arquidiócesis.

Animar la formación, humana y espiritual de todos los movimientos, asociaciones y laicos en general, para que tengan pleno desarrollo y un buen funcionamiento apostólico en sus respectivas parroquias.

Ayudar a adquirir conciencia de pertenencia a la Iglesia, universal y particular, para que todos se sientan una sola Iglesia y trabajen en comunión por la salvación de la humanidad.

Servir a todas las parroquias, rectorías y capellanías, proporcionándoles subsidios a todos y un manual de su ser y quehacer de nuestra dimensión y de cada movimiento, para que los conozcan y puedan orientar a sus movimientos parroquiales y auxiliarlos en lo que necesiten.

Animar a que todos los movimientos tengan su plan de actividades y que las vayan realizando, muy en consonancia con sus párrocos y con el Plan Diocesano.

 

 

 

Bondades y carencias de lo que se ha realizado

 

  • Se ha logrado mantener una constancia en las reuniones de cada mes, en donde asisten los presidentes de cada movimiento.
  • Se ha logrado llevar una formación permanente.
  • Hemos manifestado nuestra unidad y apoyo en los eventos diocesanos como las marchas, las peregrinaciones, las Eucaristías masivas, etc. Dando así un testimonio de unidad, fraternidad y solidaridad entre nosotros y con las demás dimensiones.
  • Hemos logrado realizar la expo-movimientos, cuya finalidad es darnos a conocer al pueblo.
  • Estamos pos sacar un directorio, en donde nos daremos a conocer al Arzobispo a y todo el presbiterio.
  • Hemos logrado conocernos más entre los movimientos. Ello se debe a que en las reuniones cada movimiento va exponiendo su ser y su quehacer, y convivimos en estas reuniones.

     

      Retos y necesidades

      • Necesitamos lograr que la asistencia de los movimientos a las reuniones sea plena, para que todos y trabajemos de acuerdo al Plan Diocesano, vivamos en comunión eclesial y no haya movimientos actuando por sí solos.
      • Necesitamos más cercanía con nuestro Arzobispo, pues nos sentimos lejos de él, incluso algo ignorados por él.

       

      Respuestas que dará la Comisión a estos retos

      Objetivo

      Profunizar en el conocimiento de Jesucristo Vivo y actuante y, formarnos una conciencia de discípulos misioneros, para que, alimentados de su Palabra y de sus sacramentos, sirvamos con mayor entrega y en comunión sinodal a la implantación del Reino; generando así, una cultura cristiana que nos transmita una educación integral para poder ayudar a la edificación de una sociedad más justa.

      Metas

       

      1.- Seguir trabajando en la adquisición de una conciencia de pertenencia a la Iglesia y un espíritu misionero en todos los movimientos y asociaciones de nuestra Arquidiócesis, para que todos nos comprometamos más en nuestros apostolados parroquiales.

      2.- Intensificar más un espíritu de comunión y participación eclesial en todos los movimientos y asociaciones de nuestra Arquidiócesis, para que nos sintamos colaboradores en el plan de salvación que Dios nos tiene designado.

      3.- Fomentaremos una mayor comunión y participación de los movimientos entre sí, y el conocimiento de sus funciones a toda la arquidiócesis, para dar un mejor servicio evangelizador, a nuestra Iglesia Arquidiocesana.

      Dimensiones

      La Familia

      Es la manera como la Iglesia acompaña y guía a las familias, en su camino de desarrollo y crecimiento, a fin de que puedan acercarse al modelo de familia que desde el principio ha querido el Creador, es la acción que realiza toda la Iglesia, como pueblo de Dios, para llevar a cabo una misión evangelizadora.

      Movimientos Apostólicos

      Nuesta tarea es cuidar que todos los movimientos trabajemos en comunión eclesial, evitando proselitismos, aislamientos o divisiones entre sí, para ser signo de salvación; y ayudar en la necesidades de la Arquidiócesis.

      Pastoral de la Vida

      El quehacer de esta dimensión se resume en tres puntos: Oración, formación y acción. Por la oración buscamos ser apóstoles de la oración y fomentar una cultura de oración por la vida. Por la formación buscamos formar agentes de pastoral formados en el magisterio de la vida y en la Bioética actual. Por la acción buscamos influenciar en la política, salud, marchas, etc… para crear una cultura de amor y de feas de la vida humana.

      Pastoral Juvenil

      Es la acción organizada de la iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje para que transformados en hombres nuevos e integrando su fe y su vida de manera social y cultural se conviertan en protagonistas de la civilización del amor con un sentido sinodal y colegial en nuestra comunidad.

      Pastoral de Adolescentes

      Es la acción organizada de la Iglesia a favor de todos los adolescentes presentes en la comunidad eclesial, que propicia mediante unas estructuras adecuadas que estos se sientan invitados a asumir los valores del Evangelio, a fin de que, con conciencia clara de ser discípulos – misioneros de Jesucristo, continúen su proceso de maduración en la fe en la Pastoral Juvenil y estén dispuestos a iniciar un proceso serio de discernimiento vocacional.

      La Comunidad la hacemos todos

      Puedes contar con todos y cada uno de nosotros para asesorarte en cualquiera que sea tus necesidades o en tu proyecto de vida espiritual.