Seminario

¿Qué es Seminario Diocesano?

Definición de nuestro ser y quehacer

La dimensión diocesana del Seminario se encarga de presentar con claridad la finalidad propia del Seminario en la Arquidiócesis, los procesos de formación que se van consolidando y desarrollando en estrecho contacto con las directrices del Arzobispo, con la realidad diocesana y con los desarrollos del Plan Diocesano de Pastoral.  Desde este punto de vista se trata de “animar, dinamizar, promover y ofrecer, en comunión, solidaridad y subsidiariedad con las instancias convenientes de la Arquidiócesis, la adecuada formación al presbiterado” siendo así un vínculo entre el Seminario y la realidad pastoral de la Arquidiócesis, estableciendo una relación transversal que permita al Seminario seguir impulsando una renovación en línea con las necesidades reales de la misma y manteniendo además una comunicación real con toda la pastoral orgánica.

Bondades y carencias de lo que se ha realizado

  • La dimensión diocesana del Seminario ha comenzado a realizar un trabajo de integración con la Comisión Diocesana de Vocaciones y Ministerios, tomando conciencia de la importancia del trabajo y colaboración transversal respecto a la promoción vocacional y la formación del clero dada la manera renovada de entender el ministerio sacerdotal, comprendido en un proceso de formación permanente que inicia desde la promoción vocacional, pasando por el Seminario y prolongándose en el ministerio sacerdotal. Este es un aspecto sumamente positivo que ha comenzado a permear en la conciencia de los miembros de la Comisión.
  • Actualmente estamos en un trabajo inicial de integración como Comisión dado que hasta hace poco se comenzó a comprender la importancia de la transversalidad de la que debe gozar la formación y la vida del sacerdote. Todavía no existe un proyecto pastoral integrado, siendo ésta la carencia fundamental.
  • Por otro lado, apenas se ha comenzado a tomar conciencia de la identidad y pertinencia de esta dimensión como estructura pastoral operativa y significativa. No hay un registro que muestre este aspecto aquí señalado.

      Retos y necesidades

      • Urge definir mejor la identidad y pertinencia de esta dimensión.
      • Es importante consolidar la integración de la Comisión en sus diferentes dimensiones y definir el sentido de tal integración.
      • Urge definir y elaborar un proyecto que responda a la naturaleza de la Comisión y de la Dimensión del Seminario.
      • Promover al Seminario en los distintos ámbitos de la vida diocesana.

       

      Respuestas que dará la Comisión a estos retos

      Objetivo

       

      Metas

       

      1.- Definir un programa de reuniones encaminadas a definir la naturaleza de la Comisión de Vocaciones y Ministerios y de cada una de las dimensiones.

      2.- Aclarar la finalidad específica de la dimensión del Seminario.

      Dimensiones

      Clero

      La finalidad de la Dimensión del Clero es trabajar por mantener vivo en el sacerdote su proceso general e integral de continua maduración personal y comunitaria como hombre, cristiano, sacerdote y ministro de la Iglesia, a través de programas y acciones específicas organizadas a lo largo de su vida sacerdotal en sus diferentes etapas, para que viva y actúe según el Espíritu y el estilo de Jesús, Buen Pastor, y así desempeñe con eficacia su labor pastoral.

      Vocaciones

      Su finalidad está exteriorizada en la acción de la Iglesia a favor de todas las vocaciones; a fin de que ésta sea edificada según la plenitud de Cristo y conforme a la variedad de los carismas que el Espíritu Santo suscita en ella.

      Seminario

      Se encarga de presentar con claridad la finalidad propia del Seminario en la Arquidiócesis, los procesos de formación que se van consolidando y desarrollando en estrecho contacto con las directrices del Arzobispo, con la realidad diocesana y con los desarrollos del Plan Diocesano de Pastoral. 

      Vida Consagrada

      Nuestro quehacer es: Fomentar en la Diócesis el conocimiento, aprecio y animación de la Vida Consagrada y propicia la relación y comunión con el Sr. Obispo (Cfr. CIC678). Favorece la inserción y la participación de los consagrados en la vida y en la pastoral de la Diócesis y respeta la fidelidad del carisma de cada Instituto. Apoya la formación de las personas consagradas en sus diversas manifestaciones.

      La Comunidad la hacemos todos

      Puedes contar con todos y cada uno de nosotros para asesorarte en cualquiera que sea tus necesidades o en tu proyecto de vida espiritual.